Historia del sombrero Panamá

El presidente F. Roosevelt y el premier británico Winston Churchill fueron dos icónicos usuarios de sombreros Panamá
Winston Churchill junto a Franklin Delano Roosevelt con sombrero Panamá

Las 2 etapas históricas del sombrero Panamá



El germen precolombino del sombrero de paja toquilla fue descrito por los españoles


Para los pueblos precolombinos que habitaban las costas de lo que hoy es Ecuador y el Perú, la toquilla (Carludovica Palmata), era una planta de uso diario y muy conocida en todas sus aplicaciones. 

Me centraré brevemente en explicar un poco su uso en cestería, por parte de estos pueblos. Para nuestros aborígenes la cestería fue un gran avance tecnológico que se difundió por toda América con gran eficiencia. Con la toquilla al igual que con otros tipos de palmas se fabricaban cestos para recolección, transporte y almacenaje de frutos como el cacao, los cocos, los verdes o plátanos. También,  era usada en la construcción de techumbres para estructuras que aportaban cobijo de modo más o menos permanente. Se tejían rudimentarias trampas que servían para atrapar peces en pequeños lechos de agua o cangrejos y cefalópodos si se instalaban en el mar. Además de estos usos, hay registros en el Archivo General de Indias que se creó por deseo de Carlos III en 1785, para unificar toda la información sobre la administración de los territorios de ultramar. Donde se relata el modo en el que los colonizadores describen que estos indios de las costas sobre el Pacífico usan grandes tocados sobre la cabeza, tejidos con hojas de palma que aparentemente les ayuda a protegerse del sol. Pues este es el origen del sombrero de paja toquilla, que de modo cotidiano era fabricado para protegerse de los rigores del clima y así mismo eran usados con fines ceremoniales.


Los españoles nos trajeron, el sarampión, el catolicismo, la colonización, pero también la plancha de carbón, la prensa, las agujas y el azufre. Junto con nuestras técnicas de tejido han dotado de identidad al moderno sombrero fino de paja toquilla. No solo por su aspecto y su icónica apariencia,  más aún porque esta simbiosis de los dos mundos alumbró un sombrero que aúna tradición y exquisito refinamiento a partes iguales. 

El punto de inflexión para la historia comercial del sombrero de paja toquilla, podemos situarlo durante la construcción del canal interoceánico del istmo de Panamá. De un modo profesional, se exportaron desde Ecuador varias decenas de miles de sombreros de paja toquilla, con destino a ser parte de la dotación de los trabajadores del canal. Fue entonces cuando el presidente Theodore Roosevelt visitó las obras el 14 de Noviembre de 1906. Esta visita fue ampliamente retransmitida al mundo entero, por medios de Estados Unidos, Panamá, Colombia, Cuba, México, España entre otros. Las fotografías del presidente vestido de lino blanco, usando un elegante sombrero de paja toquilla adornado con una cinta negra se convirtieron en un ícono de la moda, los negocios y los más altos niveles de las relaciones políticas. Los medios internacionales bautizaron el sombrero como un ¨Panamá Hat¨, nombre que aun a día de hoy es con el que se conoce al sombrero más representativo de la artesanía ecuatoriana. Desde entonces, Ecuador ha incrementado año a año las cifras de las exportaciones de sombreros de paja toquilla. Hoy por hoy, en el mundo de los sombreros de gran calidad es el nuestro el rey de los sombreros de paja. Fabricantes venidos de Italia, Francia, México, Colombia, China, etc. Establecen oficinas en Ecuador para captar artesanos y maestros que les permitan llegar al nivel de excelencia de nuestro trabajo, en sus fábricas industrializadas. Afortunadamente, nuestro producto es enteramente hecho a mano y con una nula participación de máquinas durante su confección.

El sombrero de paja toquilla de la colonia, al actual y moderno sombrero Panamá